jueves, 18 de febrero de 2016

¿Qué intereses del Vaticano impulsaron al Papa Francisco a hacer la reunión secreta con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa, Kirill?

 La famosa reunión entre los lideres de la Iglesia Católica romana y la ortodoxa rusa tuvo lugar en la capital cubana de La Habana. Hecho que podemos catalogar de histórico por la cantidad de años transcurridos sin que los lideres de ambas iglesias se reunieran, al menos oficialmente. Tuvieron que transcurrir más de 960 años para que esto ocurriese y no por motivos de pura simpatía cristiana, sino por hechos que hacen a la seguridad del mismísimo Vaticano.

 Dice la frase: cuando el rió suena, es porque algo trae. En esta famosa reunión, que no se tenía antecedentes desde el año 1054 por un gran cisma que obligó a ambas partes excomulgarse entre si, se hablaron cosas muy confidenciales y catalogadas de estrictamente secretas, según una fuente de la CIA.

 No son pocas las voces que dicen que se hablaron algunos puntos secretos entre el Papa Francisco y el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill (Cirilo). Entre los puntos (los no tan secretos), se discutió sobre la delicada situación que pasa el mundo, con un sistema inicuo controlando y gobernando al mundo. También se hizo hincapié en los refugiados por persecuciones religiosas, sobre todo de la situación de los cristianos sirios y de la guerra que ha traído muerte y destrucción al que supo ser uno de los bastiones del cristianismo durante los primeros siglos de esta era.

 Lo interesante de estos puntos es que tienen que ver mucho con la delicada situación por la que esta pasando la humanidad y el mundo en estos tiempos. Se hablan de guerras y de rumores de guerra como está escrito en la Sagrada Biblia. Las potencias mundiales estarían por enfrentarse en poco tiempo en un gran campo de batalla, nuestro planeta Tierra.


 Francisco estaría intermediando entre el Vaticano y la iglesia ortodoxa rusa, - poderosa aliada del gobierno del mandatario ruso Vladimir Putin -, para pedir su protección en caso de que estalle una gran conflagración mundial. Francisco habría firmado un memorando de entendimiento y algún tipo de pacto entre ambas partes, por si las moscas.

 Francisco insistió con su preocupación por los tiempos que se avecinan y manifestó en privado y con absoluta reserva al Patriarca ruso Kirill, la intención del Vaticano de estar unidos en estos tiempos que se avecinan, que traducido en otras palabras dice así: "firmemos un memorando o pacto de protección entre el Vaticano y Moscú ante una eventual tremenda conflagración mundial".

 O sea, cuando el rió suena... mejor ponerse a salvo y salvar a las viejas instituciones que siguen manejando y manipulando al hombre como un dócil borrego. 

 Todo esto ante la venida del NWO (Nuevo Orden mundial), planeado por la élite Illumiantti desde hace décadas. Ellos decidieron que los tiempos van a cambiar. Quieren reducir drasticamente la población mundial en un 70% o más, dar un salto tecnológico sin precedentes, crear un gobierno único mundial con una sola moneda para todos sus habitantes, crear una nueva población y civilización fundada en una especie de gobierno del terror, gobernando con mano de hierro, entre otras cosas. O sea, un verdadero régimen autoritario como en las mejores épocas de los nazis en los años 30´s y 40´s.

 Francisco, los lideres religiosos mundiales y políticos más influyentes del mundo, saben de los planes de los poderosos banqueros Rothschild (financistas del Vaticano) y sus socios Illuminatti. Nadie hace nada para denunciarlo por cadena mundial, cambiarlo o frenarlo. Todos estos personajes parecen acomodarse a la nueva silla que pueda tocarles en un futuro sombrío para la gran mayoría. Este siniestro plan consta de varias fases y métodos de amenaza para dejar arrodillada a la población humana: hambre, sequías, pestes, guerras, etc. La muerte parece estar rondando y el Vaticano parece querer salvar su pellejo y su status quo planetario. 

 Una curiosidad en esta reunión fue el símbolo que había detrás de ambos lideres religiosos. En la foto, entre los dos lideres religiosos, en la parte inferior de un crucifijo que esta detrás de ellos, hay tallada una calavera con dos huesos cruzados, - como el símbolo de los Skulls and bones (calaveras y huesos) -, que llama mucho la atención a seguidores de la teoría de la conspiración. Se sabe ciertamente que algunos lideres norteamericanos pertenecen o pertenecieron a los Skulls and bones (ver el articulo relacionado en el siguiente link: http://www.gorgojocritico.blogspot.com.ar/2014/04/skull-and-bones-la-elite-del-imperio.html), llegados principalmente de la universidad de Yale. Entre los más conocidos están los George Bush (padre e hijo), John Kerry, Bill Clinton y otros multimillonarios importantes que pertenecieron a esta fraternidad universitaria que tiene mucho de masonería y ritos secretos. También es el símbolo de los piratas y corsarios ingleses que manejan y manejaron el mundo desde hace muchas décadas.

 Sobre aquel polémico símbolo en una cruz cristiana, voceros del Vaticano no hicieron demasiados comentarios al respecto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario